ortodoncia infantil

Vuelta al cole, nuevas sonrisas

Septiembre ha llegado acompañado de su socio inseparable: ¡la esperada vuelta al cole! Es verdad que estamos viviendo una situación incierta debido al COVID-19, pero una cosa sí es segura: los niños vuelven a clase, ya sea online o presencial en un principio. Con el inicio del colegio se estrenan nuevas libretas, lápices, libros… pero, ¿qué hay de la sonrisa? Muy pocas personas presentan, de nacimiento, una sonrisa 100% perfectamente alineada, por lo que sería necesario optar por un tratamiento de ortodoncia. Acudir al dentista en Méntrida o Villa del Prado cuanto antes para evaluar si existen patologías maloclusivas graves es fundamental para tener una sonrisa sana de adultos. Por eso hoy, junto con la vuelta al cole, queremos hablarte de los grandes beneficios que tiene la ortodoncia infantil.

¿Cuándo empezar el tratamiento de ortodoncia infantil?

La recomendación de los ortodoncistas es realizar revisiones anuales a partir de los 7 años, que es cuando los incisivos superiores e inferiores pertenecen ya a la dentición definitiva y podrá realizarse un diagnóstico de posibles alteraciones en su posición y crecimiento. No confundir, por favor, con la primera visita al dentista, que se debe realizar durante el primer año de vida, tras erupcionar la primera pieza dental.

Con una revisión a tiempo podremos evitar procedimientos ortodóncicos más complejos y costosos en el futuro. Recuerda que, en Odontología, ¡prevenir es curar!

Optar por un tratamiento de ortodoncia infantil asegura más efectividad que los realizados en edad adulta, puesto que la estructura ósea dental del niño está todavía en crecimiento y es más fácil de modificar.

Beneficios de este tratamiento

La ortodoncia infantil presenta múltiples ventajas para la salud oral de tu hijo:

Corta duración

El tiempo del tratamiento se acorta visiblemente al optar por este tratamiento en edad temprana, ya que los dientes tienen memoria y, cuanto antes se coloquen en el lugar adecuado, mejor.

Menos doloroso

Como la capacidad de movimiento dental es mayor en niños, el proceso será mucho más liviano para ellos.

Ayuda a la autoestima

A los pequeños les suele preocupar menos su aspecto físico que, por ejemplo, a los adolescentes. Por esta razón, someterse a un procedimiento ortodóncico a una corta edad conseguirá que, para cuando lleguen esa edad tan conflictiva donde suelen surgir los complejos, tenga una sonrisa envidiable.

Regala una sonrisa con la vuelta al cole. Con la ortodoncia infantil estarás regalando ilusión para el futuro. ¡Pregúntanos sin compromiso! Te esperamos en nuestra clínica dental en Méntrida y Villa del Prado.