Causas y soluciones para

La piorrea o periodontitis

La piorrea o periodontitis es el último paso en las enfermedades relacionadas con las encías. Durante la periodontitis, se produce una pérdida progresiva de los tejidos que sujetan los dientes en la encía, hasta el punto en que algunos de ellos pueden caerse. 

Por lo general, la periodontitis suele venir como consecuencia de una gingivitis no tratada, y se produce por la unión entre una excesiva placa bacteriana, saliva y otras partículas.

Causas principales de la periodontitis o piorrea

La causa principal de la periodontitis es una higiene dental inapropiada. 

Aún con un cepillado diario, la placa bacteriana puede alojarse en los espacios interdentales y huecos cercanos a la encía. Si no se elimina, puede terminar por endurecerse y provocar una gingivitis que, de no ser tratada, evolucione en una periodontitis. 

Hábitos como fumar o beber pueden potenciar la aparición de la periodontitis, así como la predisposición genética. 

Como prevención, se recomienda visitar al odontólogo de forma regular, para que vigile la acumulación de sarro, y realizar al menos una vez al año una limpieza bucal

Mediante una limpieza bucal profesional, se logra eliminar la placa bacteriana acumulada, evitando que evolucione hasta convertirse en un problema para las encías.

Periodontitis: síntomas en el paciente

Un paciente con periodontitis no siente dolor en las piezas dentales ni las encías, aunque puede notar ciertos cambios en su boca. Por ejemplo, es habitual que aparezca el sangrado de encías durante el cepillado, un mal sabor de boca o mal aliento. 

Además, puede notar que algunos de sus dientes se han descolocado en poco tiempo o que alguna pieza dental se mueve. Por último, el paciente puede notar más espacios entre las piezas dentales y detectar que, al comer, se acumulan más restos de comida en la boca.

Tratamiento: implantes dentales

El tratamiento para la periodontitis dependerá del nivel hasta el que haya avanzado la enfermedad. En algunos casos, es suficiente con una limpieza bucal a fondo, combinada con el uso de antibióticos. 

Si la enfermedad periodontal avanza y no se le pone freno, puede provocar la caída de una o varias piezas dentales. En este caso, como tratamiento se recomienda la utilización de implantes dentales, que reemplacen a la pieza original afectada.

Los implantes son una solución permanente ante la caída de dientes, que no obstante debe ser realizada por un experto odontólogo que analice la incidencia de la enfermedad periodontal también en los implantes. 

Será necesario hacer un diagnóstico correcto y completo y un diseño de tratamiento adecuado, que tenga en cuenta las necesidades del paciente con periodontitis. 

De este modo, será igualmente importante frenar la enfermedad periodontal antes de establecer el implante, además de realizar revisiones frecuentes para asegurarse de que el mantenimiento del implante es el adecuado.

En DentalFit nos dedicamos a #construirsonrisas.

Ponte en contacto con nosotros y descubre cómo podemos ayudarte a mejorar tu sonrisa.